Blogia
Haddharamma

Tres años. Y seis meses.

Tres años. Y seis meses. Hoy hace tres años desde el atentado múltiple del 11-S en EEUU. Y también hace seis meses desde la masacre de los trenes del 11-M. También hace trentaiun años desde el asalto al Palacio a la Moneda en Chile que acabó con la democracia y la vida de Salvador Allende.

El 11-S ha cambiado el mundo, pero no para mejor. No sé si los malos son más malos, pero los buenos (me refiero a la gente de a pie de buena voluntad) somos más temerosos y manipulables. Es decir, algo más tontos. Los poderes conservadores han encontrado la llave mágica para justificar sus guerras, represiones, recortes de derechos y demás tejemanejes. Lo que siempre han querido hacer.

Pero no quiero desviarme. Esta entrada no es sólo para recordar a las víctimas, sino sobre todo para los supervivientes, que siguen adelante. No me olvidao de ellos, y éste es mi pequeño gesto. (Aunque dudo que ninguno de ellos esté leyendo esto).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Alfonso -

Todo el que lea este post es un superviviente. Pues los efectos trágicos de los atentados no se circunscribieron a las víctimas directas, a ese momento ni ese lugar. Como muy bien dices, muchos se han aprovechado de esta circunstancias para atemorizarnos, para reducir nuestras libertades y para iniciar guerras en lugares en los que la gente muere y sufre . El odio se siembra y cosecha a raudales. No han acabado los efectos, no.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres