Blogia
Haddharamma

... y además Galáctico

... y además Galáctico [Nada que ver con el Realmadrí. Como saben, esta bitácora es 100%-libre-de-fúrbo]

Este año además de Perdido estoy Galáctico. Mi otra adicción televisiva es Battlestar Galactica 2003.

La serie original (de la que ya hablé hace tiempo) no dejó el liston muy alto (y eso que tampoco tenía muchas pretensiones). La cadena NBC decidió cancelarla incomprensiblemente al terminar la primera temporada, a pesar de que tuvo un cierto éxito. Cuando la cadena vio que la serie tenía su público y que había demanda para una continuación, ya era tarde.

Decidieron aprovechar el tirón y vivir del crédito de popularidad de la temporada pasada. Reunieron los restos del equipo original que pudieron convencer (mayormente los sercundarios) e improvisaron una serie infantil (babosamente infantil) de muy bajo presupuesto: Galactica 1980.

El argumento: La flota finalmente encontraba la Tierra, pero la civilización allí estaba más atrasada. Concretamente en el siglo XX -¿Lo van pillando?- La Galáctica decidía no revelarse a los humanos, permaneciendo invisible. ¡¿?! Pero los Cylon también descubren la Tierra y se infiltran, también secretamente ¡¿?! Nuestros héroes se ven obligados a ayudar a los primitivos terrícolas sutilmente, pero son descubiertos por unos niños, que acaban siendo sus compinches de correrías contra unos Cylon todavía más alelaos. ¡¿?!

Afortunadamente este despropósito no pasó de los 10 episodios.

Desde entonces ha habido varios proyectos para hacer un remake o una secuela. Richard Hatch (Apollo) intentó levantar un proyecto personal sobre una secuela titulada The Second Coming, que habría contado con gran parte del reparto original. Empleando CGIs para los efectos especiales, logró hacer un trailer de cinco minutos para mostrar a los ejecutivos de las cadenas, improvisado gracias a su empeño personal y donaciones, e incluso el trabajo gratuito de algunas empresas (como la de efectos espciales) a cambio de crédito. Desafortunadamente el trailer no puede ser publicado y no hay forma de encontrarlo, aunque pueden verse algunas imágenes aquí y aquí. También Glenn A. Larson (creador de la serie original) tenía su propio proyecto para llevar una secuela al cine con la Fox. Pero finalmente ninguno prosperó.

Fue de nuevo la NBC la que rescataría la serie, haciendo en 2003 una miniserie de dos capítulos de 90 minutos con un reparto completamente nuevo. Más que un remake es una nueva versión inspirada en la original -mucho mejor que la original-, en la que han cambiado muchas cosas. No sólo los ordenadores han facilitado los efectos especiales (que además dejan a los originales, que en su momento eran de lo mejorcito, a la altura del calcetín). La historia es mucho más densa e intrincada, los personajes mucho más profundos, han prescindido de toda la ñoñería mohosa de la serie original (que por otra parte no fue voluntad de sus autores, sino imposición de la NBC que se empeñó en dirigirla al público infantil), los diálogos y la actuación son mucho más intensos y creíbles. Y lo mejor de todo... los Cylon, son mucho más interesantes y dan mucho -pero que mucho- juego en esta versión.

La miniserie fue un éxito y pronto se pusieron manos a la obra. La primera temporada -de 13 episodios- fue emitida en otoño-2004/invierno-2005, y están emitiendo actualmente la segunda.

Eso sí, no la busquen en los canales nacionales, ni locales, ni tampoco en su quiosco habitual: lo la encontrarán. La están emitiendo por satélite (canal SciFi).

Menos mal que nos queda el canal eMule. La calidad del ripeo es mejorable, pero al menos podemos disfrutar de la versión original.

P.S.Por cierto, se me olvidaba. Richard Hatch parcitipa en la nueva serie, con un secundario bastante interesante, y muy distinto a su personaje original. Pero no les voy a decir quién. Tendrán que descubrirlo ustedes solitos...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Haddhar -

Evidentemente tus gustos y los míos son diametralmente opuestos en este particular. A mí la actuación me parece muy viva y las historias muy interesantes y adictivas.

Es cierto que la sociedad supuestamente futura es demasiado americanoide, pero es un mal común en toda la ciencia ficción, del que no se salva ni la venerada Star Trek.

En fin, esta serie que a ti te aburre a mí me apasiona, de la misma forma que con otras cosas es justo al contrario :)

Dr. Pepix -

Anoche pasaron por Calle 13 (que recibo por la cosa esa de la tele-adsl) el primer capítulo de la miniserie. Lástima de tiempo perdido, podía haber estado durmiendo.

Con esto no quiero decir más que nuestros gustos son diferentes, y que habiendo visto sólo la mitad de lo que nos querían enseñar para engancharnos, conmigo no lo han conseguido.

Los efectos que he visto son mejores que en la original (no podía ser de otra manera), pero la actuación ha pasado de ser de un infantilismo galopante a un acartonamiento estereotipado de la leche. Puede ser culpa del doblaje, que ya he notado que patina un poco; pero lo de los rasgos culturales sospechosamente parecidos a los EE.UU., me resultan un poco cargantes.

Tal vez el "problema" sea que ya uno tiene la edad que tiene, ha visto lo que ha visto, y no es el público objetivo de la serie. Pero mira, ese "problema" no lo es tanto si uno acepta que es lo que es :)

Sólo me resta decir que sobre gustos no hay disputas ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres