Blogia
Haddharamma

Otoñómetro particular

Otoñómetro particular Cada uno tiene su forma de medir las estaciones. Según la aritmética del calendario comienza el 22 de Septiembre. Para muchos lo marca el fin de las vacaciones y la vuelta al trabajo. Para otros el fin del verano y también del trabajo eventual. Los niños y chavales vuelven a los colegios. Imagino que para muchos agrigultores será el momento de empezar a plantar las cosechas. Nos inundan las colecciones en los quioscos y las ofertas de cursos en el buzón. Las cadenas de TV estrenan su nueva programación y sacan la artillería pesada que llevaban engrasando todo el verano.

Para mí el primer aviso llega cuando descubro que ya no necesito tener las ventanas abiertas todo el día para que se pueda estar en casa. Para mis gatos es el día en que dejan de buscar los sitios más fresquitos -como tumbarse sobre el suelo frío y la mesa por donde atraviesa la corriente de aire-, para buscar los rincones más calentitos, como la alfombra junto al ventanal por donde entra el sol por la mañana o el cesto de la ropa sucia donde además no molesta la luz para dormitar. O el más calentito de todos: encima del monitor, desde donde me observa Pelusa mientras escribo esto. Es el momento de rescatar del armario el chandal y las zapatillas.

Yo sigo el compás de las estaciones observando mis dos termómetros peludos.

P.S. Tenía pendiente el artículo desde hace más de un mes. Aplíquese con carácter retroactivo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Epaminondas Pantulis -

Vaya... espero que si algún día tienes que llevar el monitor a reparar el técnico no sea alérgico a los gatos (o a su pelusa).

Otro recordatorio: no comprar un TFT, a Pelusa no le gustará.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres